La Internacional de Servicios Públicos (ISP), en el marco del proyecto Forsa, realizó el 16 de junio “El Encuentro Nacional de Cuidados: ideas para la nueva Constitución de Chile”. Los objetivos de la jornada, que contó con la presencia de la responsable mundial de Género de la ISP Verónica Montúfar, fueron proporcionar la base conceptual sobre la reorganización social del cuidado debido a su crisis provocada por la pandemia y dar a conocer la propuesta de las cinco “R” de esta federación sindical global.

La secretaria subregional de la ISP para el Cono Sur, Nayareth Quevedo, inició la actividad saludando a las y los presentes, en nombre de la organización y de la secretaria regional Rosa Pavanelli. Continuó explicando que la ISP, que congrega a más de 30 millones de trabajadores/as del mundo, “lucha día a día por reivindicar no solo las condiciones laborales de quienes laboran en servicios públicos, sino también la igualdad de género en el mundo del trabajo, incluidas las organizaciones sindicales”.

Indicó también que el proceso histórico que vive Chile, junto a las y los constituyentes electos independientes y de centro-izquierda, abre una ventana de esperanza para el movimiento sindical, ya que entrega una “oportunidad histórica para incidir de manera decidida los rumbos de la vida democrática de uno de los países más privatizados del mundo”. Además, aseveró que “la experiencia chilena reciente indica que la aplicación sostenida de políticas de mercantilización de la vida, con el consecuente avance de la incertidumbre vital, provoca crisis sociales que corren el riesgo de transformarse también en crisis política”, pues hacen peligrar la democracia.

Nayareth Quevedo
Nayareth Quevedo

En esta línea, la secretaria subregional recalcó la importancia de la defensa de los servicios públicos y de plantearlos en la Constitución como sensibles al género para transformar la división sexual del trabajo, redistribuyéndola a hombres y también al Estado. “Es momento de transformar de raíz las formas en las que se organiza el poder. Como mujeres tenemos la oportunidad de derribar los obstáculos patriarcales y de mercado que nos han privado de reconocimiento, igualdad, justicia y derecho, y solo lo lograremos empujando colectivamente”, finalizó.

La constituyente, matrona del Hospital de Valdivia y ex dirigenta de la Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (FENPRUSS), Aurora Delgado, tomó la palabra: “Desde la perspectiva de los cuidados, es importante que garanticemos en esta Constitución el carácter del Estado de uno subsidiario a uno cuidador”. Añadió que “no solo basta desfeminizar los cuidados, sino colectivizarlos y con enfoque de equidad territorial, de igualdad sustantiva y autonomía de género”. Para finalizar, hizo hincapié en que existe la responsabilidad de que los derechos sociales como la salud, educación, vivienda, trabajo, entre otros, estén garantizados en el nuevo texto.

A continuación, se presentó el video de la propuesta resumida del Comité Nacional de Mujeres de Chile acerca de los cuidados. En este, se explica qué es el cuidado, cómo se manifiesta y cómo los servicios de cuidado y seguridad social son subvalorados. Para cambiar esta situación, agudizada por la covid, se plantea que la Carta Magna incluya las cinco “R”: reconocer, recompensar, reducir, redistribuir y restaurar.